Páginas vistas en total

lunes, 7 de noviembre de 2011

SER MADRE

Desde muy niñas jugamos con muñecas, es nuestra manera de aprender que un día, seremos madres. Muchas mujeres sueñan con ese momento casi desde la más tierna infancia. Soñamos con tener a nuestro propio bebé en brazos, vestirle... y darle todo el cariño y más.
Hay miles de mujeres que cada año intentan quedarse embarazadas y no pueden lograrlo, sea por la causa que sea, les es imposible poder concebir un hijo de forma natural, y tal vez por eso miles de mujeres recurren a la inseminación artificial, o a la adopción.
Sea de la manera que sea, tener un hijo es lo más bonito que la vida puede darte, son sensaciones que jamás hubieras imaginado poder vivir, el cosquilleo que sientes cuando te muestra su primera sonrisa, cuando te regala su primera palabra....Pero no todo es de color de rosa. Muchas de esas mujeres, empiezan a vivir ese sueño y, una mañana despiertan y se dan cuenta que su sueño se convierte en pesadilla. Una pesadilla que se llama aborto. Nunca he vivido una situación como esa, ( y gracias doy por ello) ni espero vivirla, pero si conozco gente cercana a mí que lo ha vivido. Es un infierno. Cuando sueñas desde tu más tierna infancia con ser madre, y lo logras, es como llegar a una meta desde la que vienes corriendo durante años, y al llegar, te encuentras sola. Sientes otra vida dentro de ti, sientes como un ser crece y se alimenta dentro de ti. Al ver como ese sueño se rompe, porque simplemente la naturaleza considera que no es tu momento para ser madre, sientes ganas de hacer lo inimaginable. Ser madre es lo mejor que te puede pasar en la vida, créeme, es como vivir una linda historia de amor, que dura eternamente. Por eso, si tu sueño es ser madre, no lo dejes en el camino, sigue adelante. Llegará. Sea adopción, por invitro, o por la manera más tradicional, llegará si quieres que llegue. No pierdas las esperanzas, las ganas, los sueños que tienes por ser madre, porque no hay nada más hermoso en la vida como oír la palabra; MAMÁ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario