Páginas vistas en total

sábado, 23 de octubre de 2010

¿ENVIDIA? NO GRACIAS....


Hay personas a nuestro alrededor que son de esa clase de gente que si te ven feliz, quieren hundirte. ¿Porqué? Una pregunta que hasta el día de hoy muchos querrán conocer la respuesta. Yo no se si la tengo, pero lo que siento, lo compartiré con ustedes. Cuando te sucede algo positivo, algo nuevo en tu vida, lo primero que solemos hacer es compartir esa noticia con todas aquellas personas que queremos o que de algún modo están en nuestra vida, para hacerles saber, lo felices que somos en ese momento. Para algunos (sobre todo las personas que nos quieres por como somos, y no por lo que somos) será una alegría poder compartirla con nosotros, pero en cambio para otros ( esas personas que si ven salirte las cosas bien, van solo a machacarte y hundirte) esa felicidad no te la mereces. Por ese motivo, intentan desprestigiarte, hundirte, y si pueden pisotearte lo harán las veces que crean necesarias. 
Ese tipo de personas que a veces incluso pensamos que son amigos, y que en realidad solo buscan sacarte provecho y sino pueden lanzan piedras a tu tejado, sin saber lo que hay en el suyo, personas que critican tu duro trabajo, tu esfuerzo, tu dedicación, tu sueños, tus ilusiones...¿y por qué? por que no soportan ver como te va mejor que a ellos, no soportan ver que alguien pueda salir adelante por su propio esfuerzo, y eso les "jode". 
Te hacen caer, una y otra vez, pero te levantarás las veces que haga falta, porque no se necesita a gente trapera que te muestren una cara por delante y otra por detrás...esa gente, ( por no poner otro calificativo) que se creen "grandes profesionales" y a la hora de la verdad no tienen ni p...de lo que dicen...hablan sin criterio, sin motivo...solo llevados por la envidia..y desde aquí, os digo a todas esas personas que se vean "jodidos" por otros, les digo; "Diente, dientes....que eso es lo que les jode"

1 comentario:

  1. En efecto, una enorme sonrisa les duele el doble. Mi consejo: huír de esa gente como de la peste. Que corra el aire.... si no nos aportan nada positivo, no merece la pena mantener contacto con ellos apelando a una supuesta amistad de pantomima.
    Más vale verle el lado positivo, de estos disgustos nace la experiencia y sobre todo, no consumir ni un minuto de tiempo ni energía en enfadarnos. No lo merece. Besos, Yaiza.

    ResponderEliminar