Páginas vistas en total

jueves, 22 de abril de 2010

LEE UN TROZO DE MI NOVELA....

Se acercó a ella mientras veía el miedo en sus ojos. Dibujo una pequeña sonrisa cuando Samanta se agazapó en el suelo en busca de refugio. De repente Samanta abrió los ojos. No estaba. Mientras temblaba de miedo observo a su alrededor pero no lo veía, se levantó y echo a correr. Corría tan fuerte que no miraba por donde lo hacía. Solo pensaba en escapar, tenía que huir antes que diera con ella. Tras un rato corriendo, paro para coger aire, no podía respirar, tenía los pies llenos de cortes. Se escondió detrás de un árbol. Se quedó allí esperando. Intentó hacer el menor ruido posible para que no diera con ella. Rezó para que él se hubiera marchado. Pensó que tal vez se hubiera asustado y hubiera decidido dejarla ir. Después de unos segundos, la cosa estaba en calma. Samanta intentaba calmarse un poco y dejar de llorar.  Asomó la cabeza por la izquierda del árbol, no lo veía, ni un solo rastro. Asomó la cabeza por la derecha, no lo veía. Cogió aire mientras miraba al cielo llorando. Supo que estaba a salvo. De repente oyó un golpe. Derramó una lágrima antes de que su cabeza se le cayera al suelo. El hacha se quedó clavada en el tronco. Observo como yacía su cabeza en el suelo después de arrancársela del cuerpo de un solo golpe. Sintió mucho placer. Dio una ojeada al cuerpo sin vida de Samanta. Era guapa hasta sin la cabeza, pensó. Recogió la cabeza del suelo y la metió en una gran bolsa de plástico que llevaba en la mochila, no sin antes darle un beso. Cuando se dispuso a marcharse algo lo detuvo.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario