Páginas vistas en total

sábado, 1 de octubre de 2011

¿DUDAS?....

Cuando tenemos dudas sobre qué hacer, o a quién acudir cuando más lo necesitamos, es cuando más solemos cometer fallos, y acabamos equivocándonos, y tomando decisiones que tal vez, solo tal vez, no sean las acertadas. Tener dudas en cualquier ámbito es hoy por hoy mas que normal, sobre todo con los tiempos que corren, sino ahí están las figuras políticas, mucho hablar, y poco hacer, es como si fueran muñecos a los que dirigen niños de tres años, ¿será por eso que comenten tantas equivocaciones?...
Pero ese no es el caso que hoy me entretiene en estas líneas. Comprendo que como yo, mucha gente tiene dudas sobre qué hacer con su vida, con sus amistades, con su trabajo, o con su pareja. Verte en la situación de elegir un camino es algo que no todas las personas son capaces de conseguir terminar, muchos cuando empiezan el camino, se cansan y se dan por vencidos, y otros en cambio necesitan saber que hay al final. Cuando me he visto entre "la espada y la pared" como la mayoría de ustedes, he pedido consejo a las personas que considero mis amigos. No es lo mismo, claro esta, ya que unos dicen "blanco" y otros prefieren "colores". Algunos dirán que el corazón nunca se equivoca, y otros en cambio dirán que la cabeza es la mejor que piensa. ¿Qué haces entonces? ¿Caso al corazón o a la cabeza? Una gran pregunta que muchos de nosotros, no hemos podido saber contestar. Algo que siempre he tenido claro en mi vida es que equivocarse es de sabios, y reconocer las equivocaciones es de valientes. No todo el mundo es capaz de sentarse y decir; "Sí, he cometido un fallo y lo asumo". Hay un dicho que siempre ha estado marcando mi vida; "Más vale arrepentirse de haber hecho algo, que arrepentirme de no haberlo hecho, y luego pensar...¿Qué hubiera pasado si lo hubiera intentado?"
Por eso si tienes dudas de que hacer...hazlo. Pero siempre pensando en no hacer daño a los demás. Cuando una cosa que queramos hacer, hace daño a otra persona, es mejor pensárselo, o simplemente no hacerlo,  porque no tiene por qué sufrir nadie para que nosotros seamos mas felices. Eso no es de valientes.

1 comentario:

  1. creo que cuando los momentos de duda llegan no hay nada como sentarce y pensar con cabeza fria, se que es algo dificil pero no debemos ser presipitados especialmente cuando se trate de decisiones que nos pueden acarrear grandez consucuencias despues.

    ResponderEliminar